miércoles, 13 de octubre de 2010

El aura se apaga

Desde que el baloncesto NBA se enteró de que existía otro baloncesto, el FIBA, y quisieron enseñarles que eran los mejores, los segundos siempre han querido competir contra ellos y ganarles. Es otra historia de vida, de esas que se repiten incesantemente y de la que la humanidad no aprende, la vanidad contra el poder de superación.

Los NBA endiosados y alzados a los altares baloncestísticos mantenían un aura mística de invencibles o al menos yo con 15 años así lo sentía, incluso llegué a pensar que si se reunían los mejores jugadores en un mismo equipo y jugaran contra los "amateurs" europeos seria imposible hacerles una sola canastas en un partido. Pero aunque creía en eso, me hubiera gustado ver esos partidos, para refrendar lo que pensaba: que el baloncesto NBA estaba muy por encima del baloncesto FIBA y sigo convencido de que en aquellos años así era.

Pero llegaron los open McDonals y los JJOO de Barcelona'92 y el resto de competiciones internacionales y las canastas llegaron y costaban mucho al principio (Celtics, Dream Team), pero después se normalizan y cada canasta que recibian era un piedra que se caía de ese muro que separa a ambos baloncestos. Y se fueron Martín, Divac, Marciulionis, Petrovic, Radja... Sabonis, Kukoc, Danilovic, Stojakovic... y luego Nowitzki, Gasol, Raul, Calderon, Garbajosa, Parker, Kirilenko, Ginobili, Scola, Bargnani, Sergio Rodriguez, Rudy, Navaro, Marc... y así muchos más y casi todos demuestran que son capaces de jugar allí, que no falta calidad en Europa. Y los equipos del baloncesto FIBA empiezan a ganar incluso a selecciones NBA con estrellitas de turno hasta que acaban recurriendo sus mejores jugadores y aún así hay una selección que les planta cara en una final olímpica.

Las cosas cambian, el baloncesto de aquí demuestra que en varias facetas es igual o superior (y no me duelen prendas en reconocerlo, a persar de que antes pensaba lo contratrio) al norteamericano: trabajo de equipo, táctica, intensidad. Incluso se le gana al campeón en vigor.

No digo quien es mejor, no digo que no me guste la NBA, porque defenderé a la NBA como liga, como organización, como espectaculo (otra cosa es que sean o no sean los mejores jugadores-equipos), digo que ya hay debate sobre el tema, digo que ya se compite en igualdad de condiciones, digo que no hay favorito, que el baloncesto profesional ya es mundial, digo que el aura se apaga.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Cierto es, Europa progresa, y aunque el dinero sigue estando en la NBA, poco a poco se igualará.

Anónimo dijo...

Pero la NBA siempre será la NBA, nada la igualará, la FIBA seguirá siendo la segunda división del baloncesto.

Chaconix dijo...

Al primer anonimo: Si es cierto, creo que has dado en el clavo, la principal diferencia es el dinero que ganan los de allí.
Al segundo anónimo: Lo de ser la segunda división creo que se va perdiendo. Y hay jugadores que prefieren jugar aquí que allí

Anónimo dijo...

Hey, I can't view your site properly within Opera, I actually hope you look into fixing this.

ERNESTO dijo...

El aura no se apaga,solo se universaliza y brilla diferente.
Un saludo,amigo!

Anónimo dijo...

La NBA, como dice un comentarista, tiene el dinero, y además la fuerza de los jugadores, literalmente la fuerza, todos nos acordamos de nuestro Gasol, que el primer escollo fue la falta de rendimiento físico, el doble de partidos en el mismo tiempo, que una liga europea. Pero la FIBA tiene la técnica, son jugadores de equipo, con estrategia y apollo uno de otros. Algo que la NBA, cada uno por su pellejo. Siguen siendo los mejores, pero cuestión de tiempo.