sábado, 8 de noviembre de 2008

Camino de la salvación y ¡Sorpresa!

El guión cinematografico del CB Murcia este año parece hacer encontrado el rumbo y el hilo argumental; como en años anteriores este está claro: ganar en el palacio a cualquier precio y sufrir para no hacer el ridiculo jugando fuera. Ayer se cumplió y además es de esos dias que sales con el buen sabor de boca, pero con el cabreo de ¿Por qué no hacen lo mismo todas las jornadas? Porque ayer jugaron muy bien casi todo el partido. Hubo un par de pajaras que nos podria haber costado el partido, pero se solventaron, lo solventaron los actores secundarios (Robles, Oscar Garcia, Marco)

MVP para Chris Thomas, Dean es de esos jugadores que han dado con el sitio adecuado y con el entrenador adecuado para sus caracteristicas y está defendiendo mucho, mucho y ademas está anotando con facilidad, Opacak vio ayer el cielo abierto por los posibles acontecimientos futuros, Fajardo jugó con el gran coraje que tiene y ademas ayer le acompañó el día, Oscar hizo de revulsivo, ¿Por qué no probará más veces Hussein en la primera parte con él? Si sale mal pues no juega más, pero si tiene el día es importantisimo la garra que aporta a sus compañeros

Y Donatas Slalina es el nuevo jugador del CB Murcia. Vaya sorpresa me llevé el sabado por la mañana. Slanina es un escolta anotador, triplista y muy seguro en el tiro libre.

Con la llegada del lituano, uno de los exteriores saldrá fuera. Los candidatos: Bogdanovic y Opacak.

1 comentario:

Rafael dijo...

El candidato: Bogdanovic. Opacak unas veces lo hará mejor y otras peor, pero intenta cosas. Bogdanovic es como un alma en pena sobre la pista. No aparece. Ni para bien ni para mal. Es como jugar con cuatro. Sus estadísticas de temporada son un fiel reflejo de lo que es sobre la cancha. Son 19 años que no nos están aportando nada, y lo que es peor, que no parece que lo vayan a hacer.

En cuanto al partido, objetivo cumplido. El equipo le puso muchas ganas, aunque sigo sin entender las empanadas con que empezamos el primer y el tercer cuarto. Siempre se repite la misma historia. Y dada la fijación que tiene Hussein en conservar los tiempos muertos hasta dos minutos antes del final del cuarto, es muy preocupante.

Ayer, Oscar García, simplemente genial. Un jugador que sabe lo que puede y lo que no puede hacer, pero conociendo sus limitaciones le pone más ganas que nadie, y eso contagia al equipo. Un jugador que, si no imprescindible, sí que es muy aprovechable. Pedro Robles sensacional, con mucha confianza. Opacak cuajó un buen partido y Marco desatascó al equipo en un momento crítico en el segundo cuarto.

Chapó a todos, aunque aún hay que mejorar. La salvación está cara, pero no imposible. Por ahora, cumplimos objetivos.