lunes, 1 de diciembre de 2008

El efecto Slanina

El efecto Slanina se esfuma. El fichaje de Donatas Slanina al contrario de lo que se esperaba no esta dando los frutos deseados. Aunque en principio había causado un efecto positivo en la plantilla, sobre todo en los escoltas y aleros, ya que Opacak y Robles aumentaron sus prestaciones de manera excepcional, el lituano no está rindiendo al nivel que requiere la situación. Ademas los que tenían alguna posibilidad de ser los elegidos para abandonar la disciplina del club, una vez elegida la cabeza a rodar (la de Bogdanovic) parece que se les pasó el efecto.

La derrota de ayer frente al Iurbentia Bilbao Basket así lo atestigua. Si bien Robles empezó bien, después cayó en el fallo continuo, Opacak peleón pero sin acierto y Slanina ni siquiera tira, cosa normal por otra parte, ya que Donatas es de ese tipo de jugadores que hay que buscarlo tras dos o tres bloqueos indirectos y tener jugadas preparadas para él, y este equipo no las tiene, las jugadas para los escoltas están pensadas para que Dean y Robles se busquen la vida tras recibir el balón, y Slanina es un tirador. Y las de los aleros... no hay jugadas para los aleros.

3 comentarios:

ERNESTO dijo...

¡Que cañero te veo!,aunque por lo que leo me parece que estais bastante decepcionados con el equipo.Lo siento.Murcia deberia levantar la cabeza definitivamente.Ya lleva años en esto...

Sach dijo...

Es que lo de Slanina está siendo la gran metida. Creo que no lleva más de 10 puntos si sumamos todos los partidos que ha jugado hasta hoy!!

Chaconix dijo...

Exactamente 18 puntos en 9 partidos, una ruina para ser el tirador que necesitabamos